5 Consejos para evitar el estreñimiento de los más peques!

El estreñimiento infantil es una de las consultas más habituales a los pediatras. La inmadurez del sistema digestivo de los bebés, los primeros meses de vida, lo hace muy sensible a los cambios en la alimentación. En bebés con lactancia materna, es habitual que haga una deposición después de cada toma, pero es perfectamente normal que pueda saltarse alguna. En el caso de la alimentación con leches infantiles, por diferencias en la composición y digestión, el bebé acostumbrará a hacer una deposición al día o incluso cada 2 o 3 días.

Aquí te dejamos 5 consejos para prevenir el estreñimiento infantil:

  • Cambiar la dieta: Si el bebé ha empezado ya a tomar biberones, en aquellos casos en los que el pediatra lo considere oportuno, valorará el cambio a una fórmula especial anti-estreñimiento, que favorece la aparición de unas heces más suaves y fáciles de eliminar.
  • Si el bebé ya ha empezado a ingerir alimentos sólidos, intenta aumentar el consumo de frutas y verduras. Además debes cambiarle los cereales normales por los integrales que tienen mayor contenido en fibra y disminuir purés de frutas como plátano y manzana.
  • Darle masajes : Es una buena opción para movilizar su intestino. Túmbale boca arriba y masajea su barriguita con movimientos de arrastre o barrido. Coloca las palmas de tus dos manos, una tras otra y de forma circular en el sentido de las agujas del reloj.
  • Los baños de agua templada: además de relajar al bebé, favorecerán la regulación del tránsito intestinal y facilitarán las evacuaciones.
  • Aumentar la toma de agua: Sobretodo en los meses de más calor. Una buena opción es a través de la administración de infusiones, son muy bien aceptadas por su agradable aroma y sabor.
  • A veces no hay más remedio que utilizar alguna ayudita extra, por ejemplo los supositorios de glicerina. Son útiles, pero no es conveniente abusar, ya que el niño podría acostumbrarse a este tipo de estímulos. Si el pediatra lo considera necesario también se puede tomar algún laxante oral para ayudar a estimular las ganas de defecar y ablandar las heces.

Según los especialistas, es importante tratar este problema desde el inicio, ya que se podría convertir en algo crónico y seria mucho más complicado solucionarlo.

Esperamos haberte ayudado!

Mariano Conde, Farmacéutico titular

Aida Laparra, Farmacéutica adjunta

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Esta entrada fue publicada en Cuidado infantil y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *