Cómo prevenir la dermatitis de pañal.

La piel de los bebés es muy delicada por eso casi todos los bebés, en algún momento, suelen sufrir dermatitis de pañal. Esto es debido a que la zona se encuentra frecuentemente húmeda. Además hay casos puntuales que favorecen la aparición de esta patología como: la salida de los dientes, que aumenta la acidez de las heces por la mayor producción de saliva o cuando hay algún episodio de gastroenteritis y diarreas.

Para evitar su aparición y reducir la frecuencia, juega un papel fundamental la prevención. Por eso queremos darte unas recomendaciones para ayudarte.

  1. La zona debe permanecer siempre limpia y seca. Se aconseja una buena higiene con agua tibia y un jabón suave, desaconsejándose las toallitas limpiadoras con detergentes o perfumes.
  2. Otro aspecto básico es cambiar el pañal de tu bebe frecuentemente. Incluso evitar el uso de pañal durante algunas horas al día si se puede. Se ha demostrado que el numero de cambios de pañal diarios es el factor mas importante en la prevención de dermatitis de pañal.
  3. También es importante aplicar un producto protector de la piel después de la limpieza. Así, la zona quedara aislada del contacto con el pañal, las orinas y las heces.Nosotros te aconsejamos usar pastas al agua con oxido de zinc como la de Leti AT4. Además, actualmente, también hay pastas al agua con sustancias que inhiben las encimas fecales que causan la irritación de la zona del pañal como Eryplast, pasta al agua de Lutsine.    En cambio, no se deben utilizar de forma preventiva, productos con corticoides antifúngicos o antibióticos, porque tiene riesgo de que, cuando los necesites, no te funcionen.
  4. En caso de diagnóstico,de dermatitis de pañal,  suele ser suficiente con incrementar los cambios de pañal, no utilizar toallitas, el uso de cremas protectoras y dejar a ratos la zona al aire para que este seca.

Si la piel presenta lesiones mas importantes o que sugiera infección por hongos o bacterias, habría que recurrir a tratamientos mas específicos, recetados por el pediatra.

Se recomienda el uso de corticoides tópicos de baja o moderada potencia, para reducir la inflamación. Y el uso de pomadas antifúngicas cuando exista sobreinfección por hongos, como la cándida albicans, que es bastante frecuente.

En el caso de que los síntomas persistan habría que volver al pediatra para que vuelvan a revisar al bebé.

Esperamos haberte ayudado y para cualquier consulta no dudes en dejarnos tu comentario.

Todos los productos puedes encontrarlos en nuestra tienda www.farmaconde.es/tienda

 

Farmacéutico titular: Mariano Conde Ibañez

Farmacéutica adjunta: Aida Laparra Romero

Compartir en ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Esta entrada fue publicada en Cuidado infantil. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *